Id

Marcos (16,15-20)Evangelio según san Marcos (16,15-20)

 En aquel tiempo, se apareció Jesús a los Once y les dijo: «ld al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación. El que crea y se bautice se salvará; el que se resista a creer será condenado. A los que crean, les acompañarán estos signos: echarán demonios en m¡ nombre, hablarán lenguas nuevas, cogerán serpientes en sus manos y, si beben un veneno mortal, no les hará daño. Impondrán las manos a los enfermos, y quedarán sanos.»
Después de hablarles, el Señor Jesús subió al cielo y se sentó a la derecha de Dios. Ellos se fueron a pregonar el Evangelio por todas partes, y el Señor cooperaba confirmando la palabra con las señales que los acompañaban.
Palabra del Señor

La fiesta de hoy es, fundamentalmente, la culminación de la Resurrección de Jesús, su vuelta el Padre donde ya he Señor, ‘por encima de todo principado... por encima de todo nombre’. Pero en esta fiesta hay también una vertiente que mira hacia nosotros. Jesús -acabada la tarea que el Padre le encomendó- nos mira y nos dice: ¡ahora os toca a vosotros! ‘Id por todo el mundo’.
“Id”, es decir: ¡Poneos en marcha! Se acabó el tiempo de apoyaros visiblemente en mí, de contar con mi Palabra recién hecha y a la medida. Salid a campo abierto. Que el frío y la lluvia, el sol y el viento vayan curtiendo vuestra piel: al tiempo que la persecución, la soledad, y la duda van robusteciendo vuestro frágil corazón. “Yo estoy con vosotros”, ciertamente, pero de otra manera. A veces, muchas quizá, no me sentiréis, y os vendrá la tentación de pensar que me desentendido de vosotros como dejados de la mano de Dios.
Poneos, pues, en marcha, sin deteneros. El mundo os necesita. Y no temáis. Yo iré delante de vosotros. Es más. Estoy ya esperándoos en el corazón de cada persona, trabajándolo en el silencio y con cariño; los conozco a todos, uno a uno, y los quiero más de los que ellos se pueden imaginar. Yo iré también dentro de vosotros: vuestra voz será el vehículo de mi palabra, caminaré con vuestros pies, amaré a la gente desde vuestro pobre corazón. No te mais, yo seré vuestra fortaleza
Alentadora despedida de Jesús. Para nosotros, para su Iglesia, que ha llegado la hora de la verdad.
¡Buen domingo de la Ascensión!

¡Paz y Bien!

Comunicado del Definitorio general del T …

25-05-2018

...

Continuar Leyendo

Mensaje del Consejo Internacional para l …

24-05-2018

...

Continuar Leyendo

Venerable Francisca de las Llagas de Jes …

21-05-2018

...

Continuar Leyendo

Vesak Day 2018

21-05-2018

...

Continuar Leyendo

Oración y ayuno por la justicia y la pa …

18-05-2018

...

Continuar Leyendo

María nos invita: Escuchar – Creer €…

17-05-2018

...

Continuar Leyendo

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR