La nueva religión

Marcos (3,1-6)Evangelio según san Marcos (3,1-6)

 En aquel tiempo, Jesús entró otra vez en la sinagoga y había allí un hombre que tenía una mano paralizada. Lo estaban observando, para ver si lo curaba en sábado y acusarlo.
Entonces le dice al hombre que tenía la mano paralizada:
«Levántate y ponte ahí en medio».
Y a ellos les pregunta:
«¿Qué está permitido en sábado?, ¿hacer lo bueno o lo malo?, ¿salvarle la vida a un hombre o dejarlo morir?».
Ellos callaban. Echando en torno una mirada de ira y dolido por la dureza de su corazón, dice al hombre:
«Extiende la mano».
La extendió y su mano quedó restablecida.
En cuanto salieron, los fariseos se confabularon con los herodianos para acabar con él.
Palabra del Señor

Una religión que ni siquiera es capaz de liberar verdaderamente al hombre paralizado por sus temores y sus decaimientos, tiene los días contados.
Jesús, coloca en el centro de la sinagoga, lugar de culto, al hombre con parálisis, para que quede claro ante los ojos atónitos de los que quieren acabar con Él, que la gloria de Dios es hacer el bien al hombre.
Jesús inaugura el nuevo culto a Dios. Ha venido para que el hombre tenga vida y vida en abundancia. Así estalla la novedad de una palabra, la de Jesús, que da vida:"extiende tu mano y, en adelante, toma la vida a manos llenas".
Jesús sigue hoy mirándonos y haciéndonos extender la mano paralizada para sanarla y usarla para trabajar, para hacer el bien. Parece evidente que lo mejor de todo es hacer el bien, ¿verdad? Salvar una vida. Pero hay tantos casos de violencia, rechazo, maldad… que nos aterra –paraliza- y parece que no ha llegado a todos este mensaje de bondad y solidaridad.
¡Cuántas parálisis en nuestra vida: enfermedades, miedos, debilidades, dificultades superiores a nuestras fuerzas, nuestros bloqueos mentales y espirituales que nos incapacitan para actuar, avanzar y superarnos! Y en medio de todo este cúmulo de obstáculos oímos la voz dulce y fuerte de Jesús que nos dice “Levántate y ponte en pie”, es decir, cree en ti mismo, confía que puedes vencer, lucha, ten ánimo que puedes superar ese problema y sobre todo no dudes de estas palabras “la fe mueve montañas”; “para el que cree, todo es posible” y “pedid y recibiréis, llamad y se os abrirá”.
La religión cristiana siempre apuesta por la vida y la dignidad de la persona.

¡Paz y Bien!

Evangelio y Reflexión del día.
Por Fray Manuel Díaz Buiza

El Friar Pub Ripa por Telepace

17-02-2020

...

Continuar Leyendo

Querida Amazonia: Exhortación Apostóli …

12-02-2020

...

Continuar Leyendo

Formación de los Guardianes de la Custo …

10-02-2020

...

Continuar Leyendo

La juventud franciscana en la India se c …

10-02-2020

...

Continuar Leyendo

Curso JPIC 2020: “Promover JPIC en tie …

06-02-2020

...

Continuar Leyendo

Comunicado del Definitorio general por e …

05-02-2020

...

Continuar Leyendo

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR